Ingredientes

Parabenos

¿Que son los parabenos?

Los parabenos son una familia de alquil-ésteres del ácido para-hidroxibenzoico. Los ésteres más empleados son el metil, el etil, el propil, el butil y el bencilparabeno.

Todos estos son ampliamente utilizados, ya que son moléculas inoloras, incoloras, no volátiles, eficaces en un amplio margen de pH y económicas. Los parabenos son, sobretodo, eficaces frente a hongos y levaduras, pero también frente a bacterias. En base a diferentes estudios parece que los parabenos son metabolizados por el hígado y el riñón, eliminándose posteriormente en la orina.

Propiedades

Estos compuestos y sus sales son usados principalmente por sus propiedades bactericidas y fungicidas.

Son eficaces como conservantes y poseen bajo costo.

Por ello, son un tipo de compuesto químico utilizado habitualmente en las industrias cosmética y farmacéutica. Pueden ser encontrados en champús, cremas hidratantes, geles para el afeitado, lubricantes sexuales, medicamentos tópicos y parenterales, autobronceadores y dentífricos.



Toxicidad


La Cosmetic Ingredient Review (CIR) estableció en un estudio realizado en 1984 que su uso en cosméticos no tiene riesgos hasta en cantidades del 25%. En 2003 la CIR reabrió el estudio para cerciorarse de la seguridad de los parabenos para investigar su seguridad sobre niños y mujeres, y concluyó que no había necesidad de cambiar las conclusiones de su primer informe.

Sin embargo la bióloga molecular Philippa Darbre, de la Universidad de Reading, afirma que los parabenos encontrado en los tumores de mama proceden de su aplicación a través de la piel, por el uso de desodorantes, cremas o sprays en la axila.

Algunos parabenos se encuentran en plantas; por ejemplo, el metilparabeno se halla en el arándano, donde actúa como agente antimicrobiano. Sin embargo, cuando los parabenos se ingieren son metabolizados haciéndoles perder su grupo éster, de forma que su actividad xenoestrogénica disminuye. El metilparabeno es más eficaz contra mohos, mientras que el propilparabeno lo es contra las levaduras.

Los parabenos, cuando se ingieren, son considerados inocuos por su perfil de baja toxicidad y su largo historial de uso seguro. Estudios en roedores sobre los efectos agudos, subcrónicos y crónicos indican que los parabenos son prácticamente no tóxicos. Los parabenos se absorben, metabolizan y excretan de forma rápida. Los principales metabolitos de los parabenos son ácido p-hidroxibenzoico (pHBA), ácido p-hidroxihipúrico (M1), p-hidroxibenzol (glucuronida, M3) y p-carboxifenilsulfato (M4).



Cáncer de pecho

Un estudio científico expone el hallazgo de parabenos en muestras de tumores mamarios. La validez de este estudio ha sido discutida en la literatura científica. Sin embargo, este estudio ha alimentado la creencia de que los parabenos que contienen los desodorantes u otros cosméticos habrían migrado al tejido mamario contribuyendo al desarrollo de los tumores. De todas formas, no ha sido demostrado que los parabenos causen cáncer y no hay ninguna evidencia científica de relación con ningún tipo de tumor. Aunque algunos científicos creen que puede haber una correlación basándose en el primer estudio citado. En este estudio británico se hallaron altas concentraciones de parabenos en 18 de las 20 muestras analizadas. Este argumento se sostiene con la propiedad de los parabenos de imitar la acción de los estrógenos, conocidos por su capacidad de contribuir al desarrollo del cáncer de mama.

Una reciente revisión de los datos disponibles concluye así:

Es biológicamente inverosímil que los parabenos puedan aumentar el riesgo de cualquier variable mediada por los estrógenos, incluyendo efectos en el sistema reproductivo masculino o en el cáncer de pecho; y el efecto de una exposición,en el peor de los casos, cotidiana, presentaría menos riesgos que los propios que tiene la ingestión en la dieta de fitoestrógenos como la daidzeína.

Además, la Sociedad Americana de Cáncer (American Cancer Society) ha concluido que no existe ninguna evidencia científica de que el uso de cosméticos como desodorantes incremente el riesgo individual de desarrollar cáncer de mama.

Incluso aunque es imposible conectar directamente parabenos y tumores basándose en los estudios actuales, también lo es afirmar que los parabenos son seguros ya que los efectos de su exposición a largo plazo en la salud son desconocidos.

Con esta investigación no es posible decir si realmente los parabenos causaron esos tumores, pero sí que pueden estar relacionados con el aumento de casos de cáncer de mama. Dado que esta enfermedad mata a muchas mujeres y que un muy alto porcentaje de mujeres jóvenes utiliza desodorantes en las axilas, creo que deberíamos llevar a cabo más investigaciones sobre los parabenos y en qué partes del cuerpo pueden ser hallados

Doctor Philip Harvey, editor del Journal of Applied Toxicology, donde fue publicado el estudio.




Actividad estrogénica

Experimentos en animales han demostrado que los parabenos tienen una débil acción estrogénica, actuando como xenoestrógenos.

Algunos estrógenos son conocidos por promover el crecimiento de los tumores; sin embargo, la actividad estrogénica y la actividad mutagénica de los estrógenos no es la misma, dependiendo esta última de la química del radical libre y de la actividad del receptor no estrogénico. Sin embargo, este estudio ha provocado algo de preocupación acerca del uso del butilparabeno, y en menor grado también sobre otros parabenos en cosméticos y desodorantes. No obstante, no hay evidencia de que ningún cosmético que contenga parabenos represente un riesgo de salud debido a las bajas dosis que contienen y al hecho de que es improbable que los parabenos penetren en el tejido, permaneciendo éste intacto, y se acumulen allí.

No obstante, el Comité Científico Europeo de Productos de Consumo (European Scientific Committee on Consumer Products, SCCP) estableció en 2006 que los datos disponibles sobre los parabenos no proporcionan una respuesta clara a la pregunta de si los propil, butil e isobutil parabenos podían ser usados de manera segura en productos cosméticos con una concentración máxima de hasta 0,4%, que es el límite permitido en la Unión Europea.

Los parebenos en los niños

En 2011, el gobierno danés decidió prohibir el uso de algunos parabenos (propil-, isopropil-, butil- y isobutylparabens) en productos de cuidado personal diseñados para niños de hasta tres años de edad como medida de precaución, ya que los niños podrían ser especialmente vulnerables a los efectos similares a las hormonas.
El Comité Científico llegó a la conclusión de que no es potencialmente peligroso debido a la selección cautelosa del tipo de parabenos en los productos. Por lo tanto, no se considera que la utilización de productos cosméticos que contienen parabenos es un problema para la salud de los niños. Sin embargo, para los niños muy pequeños (menores de seis mes), el Comité no excluyen los riesgos cuando los cosméticos se aplican en el área del pañal. La piel en esta zona puede ser fácilmente irritable, y la piel irritada puede dejar derivar en problemas posteriores. También es posible que el metabolismo de los niños pequeños no posean un sistema inmune maduro para deshacerse de forma rápida y eficaz de los parabenos que entran al cuerpo.

Reacciones alérgicas

En la mayoría de individuos, los parabenos no resultan irritantes ni sensibilizantes. Sin embargo, a aquellos que tienen alergia a los parabenos, un pequeño porcentaje de la población, su uso les puede ocasionar irritación de la piel, dermatitis de contacto y rosácea.




Efectos sobre la piel

Hay que distinguir los efectos de los parebenos sobre la población “sana” o la población que sufre alguna patología dermatológica.





A. Piel “enferma”

La dermatitis de contacto alérgica es el problema más frecuentemente relacionado con el uso de parabenos. La primera publicación de eczema alérgico de contacto (EAC) por sensibilización a parabenos fue descrito en 1940 y se debía a los conservantes utilizados en una crema antifúngica; los parabenos se encontraban entre los productos tópicos empleados para tratar su eczema. Dichos pacientes eran de edad avanzada y, por tener una barrera cutánea dañada, el alergeno penetraría con mayor facilidad.


Sin embargo, la visión de los parabenos como sensibilizantes ha cambiado radicalmente en pocas décadas. Actualmente sabemos que la capacidad de sensibilización de los parabenos en la población general es baja, situándose en la mayoría de los estudios en torno al 1%. (Sólo algunos estudios muestran tasas ligeramente superiores, y corresponden a investigaciones realizadas antes de los años 90). De hecho, y a pesar de que el uso de los parabenos ha aumentado progresivamente desde su descubrimiento (siendo actualmente los conservantes más utilizados) presentan las tasas de sensibilización más bajas dentro de los conservantes más comunes.



B. Piel sana.

Respecto a la prevalencia de sensibilización a parabenos en la población sin problemas dermatológicos, encontramos un estudio realizado en 593 voluntarios, jóvenes, en el que la tasa de sensibilización a parabenos fue del 0.67%, muy próxima a la obtenida en enfermos dermatológicos. Hablamos de productos muy variopintos, como champús, colirios, etc.

Mientras que los casos de EAC con preparados terapéuticos (aplicados sobre pie dañada) son relativamente numerosos. Los parabenos son unos sensibilizantes débiles, y solamente en pieles sometidas a una aplicación repetida de múltiples alergenos tendrían un umbral lo suficientemente bajo como para provocar una reacción positiva.

En la piel sana (donde se realiza la prueba del parche), el umbral sería más alto y muy pocos presentan efectos adversos. A pesar de que los parabenos son utilizados como conservantes en multitud de productos, son muy raros los casos de sensibilización a ellos. 


La controversia actual se debe al efecto hormonal que pudieran tener.

¿Pueden disminuir la cantidad de esperma?


Al menos sobre animales, algunos parabenos han demostrado efectos como la disminución de la cantidad de esperma, pero la extrapolación al hombre es aún muy cuestionable y queda mucho por saber.  



Productos sin parabenos

Existen en el mercado multitud de productos de todo tipo que no utilizan parabenos como conservantes, los cuales son sustituidos por otros que no generen tanta controversia, como el ácido ascórbico (Vitamina C).

 

En Eroski (una cadena de supermercados española, con su sede en Elorrio en la pronvicia de Vizcaya) en todos sus productos no lleva esta sustancia desde Octubre de 2013.



Nombres
  • Benzylparaben
  • Butylparaben
  • Methylparaben (o con el código E218)(E219)
  • Ethylparaben (o con el código E214)
  • Butylparaben
  • Isobutylparaben
  • Isopropylparaben
  • Methylparaben (o con el código E218)
  • Propylparaben (o con el código E216)
  • Benzoato de sodio
  • Laureate sulphate.

Deja un comentario