¿Porque no todo el mundo puede usar ácidos exfoliantes?

Sabéis que me encanta hablar de las modas y las ultimas novedades en cosmética y maquillaje, por lo que aquí os traigo una de las preguntas mas recurrentes con lo referente al uso de ácidos exfoliantes.

Repasemos rápidamente qué son los AHA y cómo funcionan. Los alfahidroxiácidos son una clase de producto químico que se

Resultado de imagen de alfa beta molecula carbonoutiliza para aflojar las células muertas de la piel. Consisten en una cadena larga de átomos de carbono e hidrógeno con un grupo ácido carboxílico al final. Cuando nombramos cadenas de carbono, comenzamos marcando el carbono junto al carboxilato, que se conoce como carbono α, el siguiente carbono es el carbono β, y así sucesivamente. Entonces, en este caso, el carboxilato se encuentra en ese primer carbono, por lo que se trata de un hidroxiácido ALFA. El ácido salicílico tiene el grupo en el segundo carbono, por lo que es un hidroxiácido BETA.

 

Los ácidos exfoliantes Funcionan ablandando el “pegamento” que mantiene unidas las células de la piel para que las muertas caigan más fácilmente. Cuando esto sucede, la capa basal se activa para producir células de piel nuevas. Esto también se conoce como “aumento de la renovación celular”.

 

Hay varios tipos de AHA. Los dos más comunes son glicólico y láctico. El ácido glicólico es el más pequeño, puede derivarse de la caña de azúcar o producirse sintéticamente. El ácido lactico también se conoce como “ácido de la leche” porque puede derivarse de productos lácteos agrios, así como de verduras y frutas fermentadas.

Un AHA menos popular es el ácido tartárico, ácido cítrico y málico. Hay otro que es técnicamente un PHA o polihidroxiácido y es ácido lactobiónico. Curiosamente, según una investigación publicada en la revista Journal of Cosmetic Dermatology, el ácido lactobiónico no solo es más eficaz que el ácido glicólico para mejorar el cambio de células, sino que también es menos irritante. Un equipo internacional de Londres, Serbia y Eslovenia probó ambos AHA en forma de crema y gel. Donde 26 voluntarios usaron los productos dos veces al día durante dos semanas. Los investigadores encontraron que el ácido lactobiónico obtuvo una mejor puntuación en ambas formas a pesar de que sus datos indicaban que la base del gel funcionaba un poco mejor que la forma de la crema.

 

¿Pero realmente hay riesgos asociados con los AHA?

Sí hay. Algunas personas no pueden tolerar sus efectos y experimentan enrojecimiento e irritación (especialmente si tienen piel propensa a la rosácea). Usar productos con demasiada frecuencia o usar productos que tienen una concentración demasiado alta puede agravar este problema. Un problema potencialmente más grande es que si hace un mal uso de los AHA pueden aumentar el peligro de exposición a los rayos UV. Esto fue determinado por la Comisión Europea de Asuntos Científicos. Esto es problemático si los está utilizando de manera incorrecta o con demasiada frecuencia, pero para la mayoría de las personas, los AHA están perfectamente bien.

Entonces, si funcionan tan bien y son seguros para la mayoría de la gente, ¿por qué no todos los usan?  ¡Gran pregunta!  En primer lugar, la piel de todos es diferente y no todos responden a los AHA en el mismo grado. Algunas personas (especialmente si son propensas a afecciones como la rosácea) es probable que presenten enrojecimiento e irritación en una medida que puede sobrepasar los beneficios.
Otras personas pueden haber descubierto recientemente el mundo de los ácidos exfoliantes, pero tal vez no eligieron uno con un alto nivel de activos o con una calidad dudosa de producto lo que esto se traduce como una poca apreciación en resultados positivos; lo que significa que al final abandonan el uso de estos productos. Pero hay muchas personas que eligiendo un buen producto cosmético obtienen impresionantes beneficios, de ahí la importancia de un buen asesoramiento cosmético, análisis previo de la piel y recomendación de los principios activos adecuados; ardua tarea pero muy satisfactoria cuando se da justo en el clavo!

Bajo mi punto de vista, la industria de la belleza quiere vender más productos (y productos más caros) trayéndonos con la promesa de que sus productos son el fruto de la más avanzada tecnología y novedades más recientes. Estamos tan bombardeados con información sobre todos estos lanzamientos de nuevos productos que suenan super asombrosos y a veces es difícil enfocarse en lo básico que realmente funciona. Las empresas piensan que vendiendo simplemente un AHA es vender tecnologías “viejas” (ya que se lleva usando desde hace muchísimos años para un sin fin de patologías y problemas cutáneos),lo que hacen, de esta manera, es exagerar hasta el último punto incluyendo un super modificado y mejor extracto de algas o cualquier cosa que suene atrayente para el público.

Anuncios

2 Comentarios »

Deja un comentario