Los 5 mitos sobre el aceite mineral, Parte 1.

Aceite mineral (mineral oil), Petrolatum y Vaselina es la misma persona con distintos apodos, y obtuvo hace aproximadamente 7 años una reputación más que indeseada por todos los consumidores de “cosmética segura”. Se le achaca el ser el responsable de ciertos canceres y problemas inimaginables en la piel, casi como el demonio de la cosmética; y es que nadie quiere que su crema esté repleta de petroleo y porquerías refinadas (¿porque sonarán tan mal estos términos?).
Como siempre vamos a hablar de ello desde un punto de vista científico y desglosar todas las mentiras acerca de estos rumores.

Mineral oil

 

Para empezar vamos a tratar este tema con mucha delicadeza para no herir la sensibilidad de nadie, describiendo que es exactamente un aceite mineral:

El aceite mineral o petrolatum es una sustancia incoloras, inodoro y ligera formada por alcanos superiores de una fuente mineral, particularmente, un destilado de petróleo.

Botella de aceite mineral, petrolatum.

El nombre de aceite mineral en sí mismo es impreciso, ya que se ha utilizado para muchos aceites específicos en los últimos siglos. Otros nombres, también imprecisos, incluyen: aceite blanco, aceite de parafina, parafina líquida (América), y petróleo líquido, también se le conoce como Baby Oil que es un aceite mineral perfumado.
Muy a menudo, el Petrolatum es un subproducto líquido de la refinación del petróleo crudo para producir gasolina y otros productos derivados del petróleo . Este tipo de parafina es un compuesto formado principalmente de alcanos y cicloalcanos. Es decir es una refinación de un subproducto del petroleo,

pero el aceite mineral NO ES petroleo.

Es más La Organización Mundial de la Salud clasifica los aceites minerales no tratados o moderadamente tratados como carcinógenos del Grupo 1 en humanos (estos tipos de parafina liquida no se utilizan en cosmética).
Los aceites altamente refinados como la vaselina o aceite minerales que nosotros consumimos en cosmética  se clasifican en el Grupo 3, lo que significa que no se sospecha que sean cancerígenos.

Hay varios estudios llevados a cabo al respecto, como el que hizo La Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido (FSA) llevando a cabo una evaluación de riesgos sobre los resultados de una encuesta realizada en 2011, debido a los posibles riesgos derivados de la absorción de los componentes de las tintas de impresión utilizadas en los envases de cartón ( incluidos los aceites minerales) a los alimentos. La FSA no identificó ningún problema específico de seguridad alimentaria debido a las tintas y aceites minerales. Es decir que la FSA reconoció que los aceites altamente refinados no son tóxicos ni cuando se consumen en pequeñas cantidades, por lo que es imposible que lo sea aplicado por vía cutánea.

Ahora sí, vamos a hablar sobre:

Los 5 mitos sobre el petrolatum

1. El aceite mineral o petrolatum está contaminado con carcinógenos .
Si bien es cierto que algunos derivados del petróleo contienen materiales cancerígenos (como algunos compuestos aromáticos policíclicos), el aceite mineral que se utiliza en la industria cosmética y farmacéutica es altamente refinado y purificado.
Su pureza incluso está regulada por la FDA de EE. UU. Y otras agencias reguladoras internacionales. No hay absolutamente ninguna evidencia de que el aceite mineral de grado cosmético cause cáncer. Y se han realizado muchas pruebas para garantizar ese hecho.
No he podido encontrar informes publicados en ninguna de las revistas dermatológicas o médicas que indiquen un vínculo entre el aceite mineral y cualquier forma de cáncer.

2. El aceite mineral o petrolatum seca la piel y causa envejecimiento prematuro.
El aceite mineral funciona como una barrera entre la piel y el aire. Actúa como un agente oclusivo que evita que el agua salga naturalmente del cuerpo a través de la piel.
No secará la piel ni provocará un envejecimiento prematuro, todo lo contrario, proporcionará hidratación.

3. El aceite mineral roba vitaminas a la piel.
Dado que muchas vitaminas son a base de aceite, las personas suponen que el aceite mineral las sacará de su piel. No hay evidencia científica legítima de que esto sea cierto. El aceite mineral no tiene ningún efecto sobre los niveles de vitamina en su piel.

4. El aceite mineral o petrolatum prohíbe la absorción de colágeno en las cremas.
El colágeno en las lociones y humectantes para la piel es demasiado grande para penetrar en la piel. Por lo tanto, el aceite mineral no tendrá ningún efecto sobre si el colágeno se absorbe o no ya que este por si mismo no se absorbe.

5. El aceite mineral  causa acné.
En algunas personas, el aceite mineral puede agravar los problemas de acné. Sin embargo, la mayoría de las personas no experimentarán ningún problema, ya que no es un compuesto comedogénico.

Entonces, si no es por cuestiones de seguridad, ¿por qué las empresas dices a gritos que evitemos el aceite mineral?. Veremos eso en la parte 2 de la serie sobre aceites minerales.

 

¿Qué te ha parecido esta información? ¡Deja tú opinión al respecto!

Anuncios

10 thoughts on “Los 5 mitos sobre el aceite mineral, Parte 1.

  1. Anouk Unvientodeleste says:

    Yo prefiero evitarlos y no porque piensen que me producirán cancer, simplemente no creo que aporten nada beneficioso a mi piel y sólo los uso en contadas ocasiones por su labor oclusiva, no hidrata pero si retiene en la piel el agua o aceites que aplico previamente…pero como digo los evito todo lo que puedo porque…para qué.
    Ciao guapa, muy interesante el post.

    1. Laura Bey says:

      Exactamente eso es lo que pretendo conseguir con este tipo de post!!! Que cada consumidor sea libre y pueda, de una forma autónoma, elegir que tipo de productos e ingredientes consumir, en función de sus necesidades y/o preferencias; no a base de engaños e información tergiversada . Muchísimas gracias por tu comentario!

  2. Sofia Eseverri Oharriz says:

    Muy interesante, en mi caso no tengo preparacion ni conocimientos suficientes para saber de cuestiones quimicas en cosmetologia pero me encanta poder aprender algo de los tuyos siempre k te leo.Se podria decir k soy bastante autodidacta en cosmetica y maquillaje y siempre he pensado como tu sueles comentar k muchos precios no estan justificados y son marketing , con productos sencillos se alcanzan grandes resultados….en cuanto a los aceites minerales desconozco casi todo….x lo k explicas si no dejan escapar el agua hidratan pero si son ocluyentes del poro este no respirara bien…….no se k pensar

    1. Laura Bey says:

      Hola Sofía! Muchísimas gracias por tu comentario!. Solo aclararte que el
      Concepto oclusivo no tiene nada que ver con comedogénico, es decir, oclusivo significa que mantiene la retención del agua en la piel, sin embargo comedogénico significa que obstruye la salida del sebo en el poro creando acné . Por otro lado la piel “no respira” como tal, es otro concepto erróneo ; no te tienes que preocupar de ello. Espero haberte despejado las dudas! Un beso.

  3. Yoly Hdo says:

    Hola Laura!,
    Excelente post. Yo intento evitarlos. Principalmente veo sus inconvenientes en los labiales. Desde mi punto de vista no me solucionan el problema. Simplemente crean una capa que mientras dura tus labios están confortables pero que una vez que desaparece la piel del labio sigue igual de seca. Con otro tipo de ingredientes noto que poco a poco van reparando esa piel sin crear una dependencia total al producto.
    Pero esta claro que nada es tan malo ni nada es tan bueno jeje.
    Un saludo,

    1. Laura Bey says:

      Exactamente!!! Sabiendo la realidad y la objetividad científica del ingrediente, ya está en el consumidor comprarlo o no!, siempre con la información real por delante. Y estoy absolutamente de acuerdo con tu respuesta!!! Muchísimas gracias guapísima!

  4. Marina says:

    Y para los labiales qué sería mejor que bálsamos con petrolatum? Muchísimos tienen. yo nunca le he tenido ese miedo al petrolatum (lo que tampoco sabía es que cuando ponen parafinum liquidum era lo mismo). Lo que si pensaba es que era comedogénico. Gracias por tus posts!

Deja un comentario